Cuando el cine molesta

Ante las críticas a la película Tadeo Jones 2 recibidas por los abogados de oficio y los técnicos de prenveción de riesgos laborales de España,  en la agencia CLICKCHE nos pusimos a pensar ¿hasta qué punto una producción de cine debería atender a cada una de las cuestiones que pueden llegar a rozar la sensibilidad de la humanidad en todo lo que de ella se refleje durante los más de 100 minutos en los que transcurre la cinta?

Empezamos por aclarar conceptos ¿que es la animación? y nos fuimos a la RAE: “procedimiento de diseñar los movimientos de los personajes o de los objetos y elementos”. ¡Guau! que definición más sosa para graficar las producciones cinematográficas de animación!

Pues lo que hace maravilloso al cine de animación es eso tan abstracto y difícil de definir aún para la Real Academia Española. La magia de la animación va más allá de darle movimientos a los objetos, personajes y elementos. De otro modo jamás llegaría a conmovernos como nos conmueve, nos hace reír, y nos hace llorar como si se trataran de hechos y personas reales.

¿Quién no se emocionó con Toy Story 3 cuando Andy le regala Woody a Bonnie (después de dudarlo un momento)? Los dos sentados en el toy-story-3-24_sunucésped, Andy lo presenta: “él es mi amigo… desde que tengo memoria. Es valiente como todo bien vaquero y listo y gentil, pero lo que hace especial a woody es que jamás te va a abandonar, jamás, el estará contigo, pase lo que pase”. En ese momento recordamos que a más de uno se le calló una lágrima en el cine y se sintió un poco vulnerado por ese dibujito al que había ido a ver con algún niño como excusa.

Al fin y al cabo el cine de animación es una ficción, (“Invención, cosa fingida” por RAE) y ello es lo que permite esa magia que tiene el celuloide de que en la creación de realidades imaginarias, podemos construir acciones, hechos, personajes que movilicen nuestras emociones. Porque es allí, en esa movilización lo que nos hace más humanos. Porque allí, cuando hacemos ese proceso de introspección, es cuando nos encontramos con uno mismo y vemos que aquello que nos molesta, aquello que nos hace llorar, aquello que nos hace reír, es aquello que nos define como persona y nos identifica. Por asociación o por oposición, el punto está en sentirlo.

Que Tadeo Jones 2 ofende a algunos oficios en las creaciones de sus personajes, no es más que la demostración de que el cine de animación nos regala la magia de vivenciar esas emociones y que Tadeo Jones lo ha logrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>